20 de abril de 2021

Con complicaciones, el servicio de agua en Villa Carlos Paz empieza a volver a manos del municipio

El largo proceso de transferencia del servicio de agua potable de la Cooperativa Integral a la Municipalidad de Villa Carlos Paz sumó este jueves un nuevo capítulo en un camino signado por los cruces verbales y las manifestaciones callejeras.

A través de un decreto, el intendente Daniel Gómez Gesteira determinó que se realizara el traspaso transitorio del servicio y envió a una comitiva de funcionarios a la planta de captación de agua que está en la comuna vecina de Cuesta Blanca.

Todo esto sucedió mientras una gran parte de la ciudad permanecía hasta este jueves sin agua potable a partir de la obstrucción de un ducto, precisamente en Cuesta Blanca, provocado por la fuerte crecida del río San Antonio del pasado martes.

En el lugar, desde temprano se había montado un fuerte operativo policial para permitir que se cumpla la determinación judicial que avaló el traspaso al municipio. Y también hubo una significativa presencia de dirigentes y trabajadores de la cooperativa que intentaron impedir que se lleve a cabo la acción determinada por el Ejecutivo.

Villa Carlos Paz verificó ayer serios problemas en el abastecimiento del servicio por problemas en el ducto principal a raíz de las crecidas.

En momentos de tensión extrema, que incluyeron insultos a periodistas que cubrían el hecho, se conoció la determinación del Tribunal Superior de Justicia de la Provincia que dio un plazo de 10 días para que se haga efectiva la orden judicial que obliga al municipio a hacerse cargo del servicio.

El asesor letrado del municipio, Darío Pérez, aseguró que pudieron ingresar al predio “en circunstancias dificultosas” y afirmó que allí se enteraron de la resolución del TSJ. “Se rechaza el recurso de apelación interpuesto por la Coopi y a su vez establece un plazo de diez días en la Cámara en lo Contencioso Administrativo para que se acumulen todas las causas y se encauce el proceso”, sostuvo.

Agregó que esa resolución indica, asimismo, que el ente cooperativo “debe abstenerse de plantear cuestiones que ya han sido resueltas al tiempo en que pide encarecidamente que actuemos con cordura para que podamos celebrar este traspaso del servicio”.

El funcionario manifestó la preocupación del municipio por el corte del servicio de agua.

En cuanto a ese tema, desde la Coopi explicaron que este jueves debieron interrumpir los trabajos ya que la Policía no dejó ingresar a sus trabajadores a continuar con las tareas para liberar de arena el ducto trabado en la toma de agua.

Inconvenientes. Los funcionarios municipales encontraron resistencia de parte de personal de la Coopi.