22 de abril de 2021

Coronavirus en Córdoba: ¿por qué marzo puede ser un mes «bisagra»?

El marzo que acaba de culminar se convirtió en el cuarto mes con mayor cantidad de contagiados de Covid-19 en Córdoba, desde el inicio de la pandemia.  

Con 20.728 casos detectados, traspasó el ímite únicamente superado en septiembre, octubre y noviembre del año pasado, cuando la cifras del coronavirus alcanzaron su pico máximo.  

En las últimas semanas, tanto a nivel local como nacional, se vio un aumento sostenido de casos, acentuado aun más en los últimos días. 

El miércoles último coincidieron dos cifras que encendieron las alarmas: Argentina alcanzó su pico de contagios de este año con 16.056 diagnósticos positivos en un día. Y Córdoba también llegó a su tope del año con 1.260 contagiados.  

Para tener referencias de cifras similares hay que remontarse a octubre y noviembre de 2020. La máxima cantidad de contagios a nivel nacional ocurrió el 18 de octubre, cuando se reportaron 18.326 casos. Mientras, en la provincia el número más cercano se informó el 18 de noviembre, con 1.370 infectados.  

Depende

Asoma el interrogante sobre si el que pasó será un mes bisagra para la evolución el desarrollo de la pandemia. 

Para el director del Instituto de Investigaciones Epidemiológicas, Roberto Chuit, la pregunta tiene doble respuesta: “Si se tienen en cuenta los meses que pasaron, puede ser una bisagra. Pero si se vieran los meses por venir ya no lo sé”, contesta el epidemiólogo que fue también ministro de Salud de la Provincia.  

En la última semana de marzo se registraron en Córdoba 6.336 casos, a razón de 890 por día. A nivel nacional fueron 82.207, más de 11 mil cada 24 horas. El crecimiento de ambos indicadores reflejan niveles de contagio similares a las fechas posteriores a las fiestas de año, luego de que en diciembre la cantidad de infectados alcanzara su punto más bajo tras el pico de septiembre-octubre.  

Lo climático y lo social

De cara a los próximos meses el factor estacional también inquieta. “Con la llegada del otoño se comienza a incrementar la circulación de los virus respiratorios y el Covid-19 no está exento de esto. Por eso son tan importantes las medidas de prevención y la responsabilidad social e individual”, señaló Gabriel Barbás, secretaria de Promoción de la Salud de la Provincia. 

“El impacto climático influye mucho en esta pandemia, porque las personas se juntan al aire libre. El nivel de ocupación de camas fue menor al 20 por ciento en verano. Pero lo que ya se está viendo hasta ahora, a nivel nacional y provincial, es un aumento del número de casos”, agregó Barbás.  

Ante ese aceleramiento de contagios, tal como ocurre en otros países de América Latina, varios especialistas pidieron reducir la circulación.  

Al señalar la necesidad de tomar medidas restrictivas, el especialista en bioinformática y doctor en química Rodrigo Quiroga da cuenta de un quiebre en la situación epidemiológica. “Urge tomar medidas para intentar controlar este crecimiento de casos que podría llevarnos a una situación desastrosa como la que hoy viven Chile y Brasil, a pesar de que nuestro sistema de salud es más fuerte. Necesitamos controlar esto mientras seguimos vacunando”, escribió el investigador del Conicet.  

La preocupación por esta suba y las posibilidades de que la tendencia se mantenga durante Semana Santa inquietan. Ante el inicio de la Semana Santa, que supone un fuerte movimiento en zonas turísticas y más reuniones sociales y familiares, en la noche del miércoles el gobernador Juan Schiaretti –a través de su cuenta de Twitter– difundió un  spot reforzando las medidas de cuidado para el fin de semana largo.  

Indicadores

De acuerdo con el último parte epidemiológico provincial, los principales indicadores mostraron un leve aumento. Pero esa medición tiene una semana de atraso. Por ejemplo, la positividad paso del 7,1% (en la semana del 28 de febrero al 6 de marzo) al 7,3% (del 20 al 27 de marzo). La cantidad de testeos (incluyendo PCR, análisis de antígenos y serológicos) creció un 11% y pasó en el mismo período de 59.601 a 66.271. Y la cantidad de contagiados creció un 28%: de 4.040 a 5.207 en una semana.

Los datos de contagiados de la presente semana harán que esos indicadores den otro salto para arriba. 

Desde el Ministerio de salud de Córdoba, además, admiten como posible que la movida del «finde» largo puede dejar impacto epidnmiológico en 10 o 15 días.

Al comenzar abril, la ocupación de camas críticas destinadas a Covid-19 se ubicaba aen torno al 18%.

El ritmo de las vacunas 

Mientras la curva de contagios atraviesa una escalada, la campaña de inmunización también avanza. A pesar de algunas intermitencias en el suministro de las dosis, marzo fue el mes en el que más vacunas se aplicaron, a razón de una media de 9.135 por día –sin contar los domingos– y con un pico que orilló las 20 mil (19.181) el martes pasado. 

En abril, la llegada de más partidas al país permite vislumbrar que la campaña podrá acelerar su ritmo. 

En Córdoba, durante marzo se utilizó el 81% de la dosis de vacunas recibidas: 304.279. En total fueron aplicadas ese mes 246.663, de las cuales 24.439 corresponden a personas que completaron su procesos de dos inmunizaciones.  

Tras la decisión del Consejo Federal de Salud (Cofesa) de priorizar la vacunación de los mayores y dilatar la aplicación de la segunda dosis, desde el 20 de marzo pasado, la cantidad de adultos mayores, miembros de los equipos de salud y personal estratégico que completó el tratamiento se mantiene en 48.537 inmunizados.

Más información:  

Vacunación. Esperan que se acelere la campaña en abril (AP)
Vacunas. En marzo, se vacunaron casi 247 mil personas en Córdoba (La Voz)
Viernes Santo. Testeos con mucha demanda en el Parque de las Naciones, en la ciudad de Córdoba (José Hernández/LaVoz)
Vacunación. Esperan que se acelere la campaña en abril (AP)
Vacunas. En marzo, se vacunaron casi 247 mil personas en Córdoba (La Voz)