20 de abril de 2021

Córdoba: en tres fiestas clandestinas desactivadas por la Municipalidad había más de 1.400 jóvenes

Sin barbijo, tampoco distanciamiento social y mucho menos algún tipo de autorización para funcionar. La Municipalidad de Córdoba informó el domingo que durante la madrugada se desactivaron tres fiestas clandestinas en distintos puntos de la Capital que congregaron al menos 1.400 jóvenes reunidos bailando y consumiendo bebidas alcohólicas.

De acuerdo con lo informado por el subdirector de Espectáculos Públicos de la comuna, Julio Suárez, sólo en una de ellas ubicada en una casa particular de calle Celso Barros al 3.000, se encontraban más de 600 chicos.

«En total, desactivamos cinco fiestas de este tipo pero tres de ellas, la de Celso Barros, la de Quintas de Italia y la avenida O’Higgins congregaron a más de 1.400 jóvenes», remarcó el funcionario.

Suárez siguió mostrando su preocupación por lo que pasa cada fin de semana y particularmente en este caso al tratarse de uno más extenso que comenzó el miércoles pasado.

«Desde que comenzó el feriado de fin de semana Santo, hasta la madrugada del domingo llevamos clausurados 21 establecimientos clausurados, siete fiestas clandestinas desactivadas y tres actas de infracción por no cumplir los protocolos vigentes en pandemia», agregó.

Relevamiento municipal

Siete eventos clandestinos fueron desactivados y 21 locales gastronómicos clausurados durante el feriado largo de Semana Santa en la ciudad de Córdoba y, según una fuente oficial, deberán afrontar multas económicas que van desde los $ 100.000 hasta los $ 5.000.000 por infringir las normas sanitarias vinculadas al coronavirus.

El secretario de Gobierno del municipio capitalino, Miguel Siciliano, manifestó a la agencia Télam que desde el jueves hasta el domingo se intervino en «siete eventos clandestinos de mucha concurrencia y se clausuraron 21 locales gastronómicos por incumplir los protocolos y normas sanitarias».

El funcionario destacó que durante el feriado largo de Semana Santa «se intensificaron los operativos de control», y añadió que los infractores deberán enfrentar procesos ante el Tribunal de Faltas, que contempla «severas multas» por transgredir las normas y los protocolos sanitarios.

Asimismo dijo que la sanción económica, contemplada en el artículo 92 bis del Código de Convivencia, establece multas desde $ 100.000 a $ 5.000.000 para el organizador locatario y el locador de los eventos no autorizados y de concurrencia masiva.

Siciliano advirtió también que, en función de la gravedad de la conducta reprochable, también podrían responder en una causa penal por infracción al artículo 205 del Código Penal que contempla penas de seis meses a dos años de prisión por violar las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia.

Las fiestas clandestinas desactivadas por la Municipalidad en distintos puntos de la ciudad. (Captura video)